Parajes naturales

La Comunitat Valenciana convive en permanente idilio con la naturaleza. Los territorios que recorren las provincias de AlicanteValencia y Castellón albergan una diversidad de ecosistemas cuya fauna y flora es única en el Mediterráneo. Serranías, bosques, islas y humedales envuelven el paisaje con contrastes increíbles. Más de veinte espacios naturales protegidos para disfrutar de la naturaleza en sus múltiples expresiones, desde la fascinante reserva marina de las Islas Columbretes hasta las frondosas cumbres de la Sierra Calderona, pasando por la entrañable estampa de los arrozales y los pescadores en la Albufera de Valencia. Prepárate para la aventura del turismo rural, lánzate a la práctica de actividades excitantes y adéntrate en rutas que te acercarán a alojamientos asombrosos. Vive la naturaleza en estado puro.

Parque Natural Sierra Calderona

Este paraje de 17.772 hectáreas fue declarado parque natural por el gobierno valenciano el 15 de enero de 2002. El parque natural forma parte de una sierra en las estribaciones del Sistema Ibérico de una extensión aproximada de 60.000 hectáreas que separa las cuencas de los ríos Palancia al norte y Turia al sur. Por su cercanía a la ciudad de Valencia, unos 20 km, es considerada como el principal pulmón verde de esta. Ocupa los términos municipales de las siguientes poblaciones: Albalat dels Taronchers, Alcublas, Algimia de Alfara, Estivella,Gátova, Gilet, Liria, Marines, Náquera, Olocau, El Puig, Puzol, Sagunto, Serra, Torres Torres, Segart, la Villa de Altura y Segorbe.

Orografía

Esta sierra ocupa una vasta superficie que se desarrolla principalmente por debajo de los 1000 metros de altitud, con excepción del Montemayor, en el extremo noroccidental, donde se alcanza una cota de 1.015 metros sobre el nivel del mar. Otras alturas importantes son el Gorgo (907 metros),Pico del Aguila (878 metros) Rebalsadors (802 metros),Oronet (742 metros) y el Garbí (600 metros).

Como rasgos más sobresalientes de la orografía de la zona, cabe destacar por una parte el núcleo triásico oriental, donde se puede encontrar la presencia de muelas calizas como Mola de Segart, Xocainet o la Redona y, sobre todo, una parte del territorio con predominio silíceo en que aparecen espectaculares crestas de areniscas rojas (Gorgo,Garbí, Picaio) que envuelven núcleos carbonatados como Rebalsadors, Alt del Pí, Oronet y Peñas blancas.

Clima

Este parque natural se caracteriza por el típico clima mediterráneo, con una oscilación moderada de las temperaturas, con una media anual de 17 grados, y una fuerte irregularidad en las precipitaciones con valores que oscilan entre los 350 mm y los 600 mm, con máximos otoñales que frecuentemente tienen caractéristicas torrenciales y una acusada sequía estival. Puntuales nevadas los días más fríos del invierno (2-4 días al año).

Ríos

La red hidrográfica corresponde a tres cuencas principales: el río Palancia al norte y el barranco de Carraixet y el río Turia al sur.

Flora

Las zonas boscosas se hallan dominadas por el pinar, sobre todo el pino carrasco y acompañado de un matorral de jaguarzo, romero, aliaga, madroño y odeno en suelos descarbonatados junto con especies de matorral silicícola. Los bosques de carrasca y Alcornoque también alcanzan cierto desarrollo, aunque su presencia es muy fragmentaria y escasa, en cuyo estrato inferior se puede encontrar a la madreselva, zarzaparrilla, aladierno y palmito, entre otras especies. Debido a los numerosos incendios declarados en el conjunto de la sierra existen diversas zonas con vegetación degradada, en las cuales abunda el romero, el brezo y la aliaga, y los pastizales vivales, siendo el espartal, lastonar termófilo y el lastonar continental los de mayor cobertura.

Fauna

La sierra presenta una fauna muy diversa, encontrándose especies de gran interés, sobre todo en cuanto a las rapaces se refiere. La ornitofauna es extraordinariamente diversa, destacando especies tales como el azor y el águila culebrera o el trepador azul en zonas arboladas; los roqueros, el búho real, losmochuelos, el halcón peregrino y el águila perdicera, en zonas rocosas. Pequeños reptiles como las culebrillas. Por otra parte, cabe destacar entre los mamíferos elgato montés, la gineta, la ardilla roja o el tejón. También es importante la población de especies cinegéticas con la perdiz, la liebre y el jabalí. También últimamente se han visto ejemplares de corzo dentro del territorio del parque, lo cual da a entender que esta especie se está asentando dentro del mismo.

Parajes de interés

De entre todas las cumbres de la sierra, sin duda la más visitada es el Garbí, entre los términos municipales de Serra, Estivella y Albalat de Taronchers, debido a la facilidad de acceso y al mirador existente que permite una bella panorámica sobre las comarcas de Huerta Norte y el Campo de Murviedro y de ser una de las zonas más próximas a Valencia para los que buscan alguna nevada del invierno. Dentro de la sierra se encuentran tres importantes construcciones religiosas: la Cartuja de Porta Coeli, donde Fray Bonifacio Ferrer realizó la primera traducción a una lengua romance de la biblia, la Cartuja de Vall de Cristo en la Villa de Altura, donde el Propio Fray Bonifacio Ferrer pasó sus últimos días, y en donde yacieron sus restos mortales. También fue visitada por San Ignacio de Loyola o el antipapa Benedicto XIII; y el monasterio de Sant Esperit, en Gilet.

También son reseñables toda una serie de restos históricos como el Castillo de Serra o el poblado ibérico del Puntal dels Llops en Olocau. Además en los límites de la sierra se sitúan cuatro históricas localidades valencianas, Liria, Sagunto, la Villa de Altura y Segorbe.

Accesos

Debido a su cercanía a la ciudad de Valencia se encuentra muy bien comunicada, con dos autovías, la A-23 (Sagunto-Somport) al norte y la CV-35 (Valencia-Ademuz) al oeste, además de estar surcada por diversas carreteras secundarias siendo la CV-310 (Burjasot-Torres Torres) la que más tráfico soporta.

Parque Natural de la Albufera.

El Parque Natural de la Albufera nos transporta a un mundo de naturaleza en estado puro donde los únicos sonidos que se escuchan son los cantos de los pájaros o el sonido del agua. Protegido contra la acción humana, se ubica a tan sólo 10 km de la ciudad. Visitarlo es entender la pasión del valenciano por el medioambiente y descubrir los orígenes de la gastronomía valenciana.

Descubre la Comunitat Valenciana pedaleando